Información

Enfermedad renal en gatos 101


Descripción general de la enfermedad renal crónica
La insuficiencia renal crónica, también conocida como enfermedad renal, es un problema común en los gatos. Uno de cada tres gatos desarrollará insuficiencia renal crónica durante su vida. Los riñones de su gato son fundamentales para las funciones corporales normales, como la eliminación de productos de desecho metabólicos tóxicos de la sangre y la regulación de los fluidos corporales y las hormonas. ¿Qué significa enfermedad renal crónica? "Crónica" significa de larga duración; por lo tanto, insuficiencia renal crónica simplemente significa que hay una disminución en la capacidad de los riñones para funcionar durante un largo período de tiempo. Debido a que los riñones afectan otras áreas del cuerpo, los cambios que ocurren como El resultado de la enfermedad renal crónica impacta también en muchos otros sistemas corporales.

Los síntomas de la enfermedad renal crónica.

  • Aumento de la producción de orina: con los gatos de interior, es posible que note una "inundación" de la caja de arena.
  • Aumento de la sed
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Incontinencia (micción incontrolada)
  • Mal aliento con un olor químico peculiar
  • Letargo

Si nota CUALQUIERA de estos síntomas en su gato, ¡debe comunicarse con su veterinario lo antes posible! Son indicadores de muchas enfermedades y afecciones graves. Su veterinario puede realizar pruebas que identificarán por qué está enfermo su querido amigo. ¡Detectar cualquier problema antes de que se agrave aumentará la calidad de vida general de su mascota!

Diagnóstico de enfermedad renal crónica.
Las pruebas que su veterinario puede optar por realizar incluyen:

  • Análisis de orina
  • Pruebas de quimica
  • Un hemograma completo
  • Pruebas de electrolitos
  • Radiografías (rayos X)

Se pueden recomendar otras pruebas, dependiendo de la situación particular de su gato.

Tratamiento de la enfermedad renal crónica.
Su veterinario discutirá las opciones de tratamiento que se adaptan a las necesidades de su mascota, ya que cada caso es único.

El tratamiento puede incluir:

  • Terapia de fluidos para rehidratar y normalizar los niveles de electrolitos y ácido-base
  • Terapia nutricional, incluida una dieta restringida de alta calidad
  • Terapia con medicamentos para posibles afecciones subyacentes como anemia
  • Medicamentos para reducir los niveles de fósforo en sangre, si están aumentados.

Prevención de la enfermedad renal crónica progresiva
Ser un dueño de una mascota atento y llevar a su mascota a controles de rutina es la clave para la prevención de la enfermedad renal crónica progresiva. Si sospecha que su gato tiene alguno de los signos comunes de insuficiencia renal, comuníquese con su veterinario de inmediato. Para obtener más información sobre la enfermedad renal, vea este video sobre por qué el diagnóstico temprano de la enfermedad renal es algo bueno.

A continuación, haga clic aquí para ver más de cerca la enfermedad renal crónica en gatos.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.


Enfermedad renal felina

La enfermedad renal crónica se define como una enfermedad renal que ha estado presente durante meses o años. La enfermedad renal crónica (ERC), la insuficiencia renal crónica (IRC) y la insuficiencia renal crónica se refieren a la misma afección.

La ERC no es una sola enfermedad. Hay muchas causas diferentes de ERC, pero cuando el animal muestra signos de enfermedad renal, es posible que la causa ya no sea evidente. Algunas posibles causas de CRF incluyen:

  • malformación congénita de los riñones (defectos de nacimiento)
  • infección bacteriana crónica de los riñones con o sin cálculos renales (pielonefritis)
  • presión arterial alta (hipertensión)
  • enfermedades asociadas con el sistema inmunológico (por ejemplo, glomerulonefritis, lupus sistémico))
  • enfermedad renal aguda, por ejemplo, intoxicación con anticongelante, que daña los riñones puede provocar ERC

A menudo, se desconoce la causa de la ERC.

Estructura de los riñones

La unidad microscópica del riñón se llama nefrona. Cada riñón contiene miles de nefronas. Cuando la mascota es joven y sana, no todas las nefronas funcionan todo el tiempo, algunas se mantienen en reserva. A medida que el animal envejece o si los riñones se dañan, algunas nefronas mueren y otras nefronas en reposo se hacen cargo del trabajo de las que mueren. Finalmente, todas las nefronas restantes están funcionando. Cuando no quedan nefronas adicionales y el daño renal continúa, la mascota comenzará a mostrar signos de ERC. Debido a esta pérdida gradual de nefronas, los riñones pueden "ocultar" el hecho de que están dañados hasta que el daño es severo. Cuando se han perdido 2/3 de las nefronas, la mascota ya no puede conservar agua y expulsa grandes cantidades de orina diluida. Para cuando una mascota tiene una elevación del producto de desecho de creatinina en la sangre, se ha perdido el 75% de las nefronas en ambos riñones.

¿Qué hacen los riñones?

Cuando la sangre fluye a través de los riñones, los riñones actúan como un filtro complejo que elimina los desechos sanguíneos que se generan a partir de la descomposición de alimentos, células viejas, toxinas o venenos y muchos medicamentos que se administran para el tratamiento de otras enfermedades. Los desechos se eliminan con agua en forma de orina. Los productos de desecho que se pueden medir en la sangre incluyen la creatinina y el nitrógeno ureico, pero hay muchos otros productos de desecho que no se miden mediante análisis de sangre. Los riñones también actúan como un filtro para mantener las sustancias "buenas" en la sangre. Los riñones regulan la cantidad de agua en la sangre excretando agua extra y reteniendo agua para prevenir la deshidratación al variar la cantidad de orina que se produce. Los riñones ayudan a regular la presión arterial al ahorrar o eliminar sodio según la cantidad de sodio que ingiera la mascota. Los riñones ayudan a regular el calcio y la vitamina D que mantienen los huesos fuertes. Los riñones producen una sustancia que ayuda a la creación de nuevos glóbulos rojos. Debido a que los riñones tienen tantas funciones, cuando los riñones no funcionan normalmente, hay muchos signos que la mascota puede mostrar.

La ERC es progresiva

Cuando la mascota muestra signos de ERC, el daño es severo. No existe cura para la ERC. Las nefronas restantes están trabajando tan duro que con el tiempo también fallarán. La ERC suele ser mortal en meses o años, pero varios tratamientos pueden mantener a la mascota cómoda y con una buena calidad de vida durante meses o años.

Signos de ERC

Debido a que los riñones realizan tantas funciones, los signos que muestran las mascotas con ERC pueden variar bastante. Los signos pueden ser graves o sutiles y de progresión lenta. A pesar de la naturaleza crónica de la enfermedad, a veces los signos aparecen de repente. Algunos de los signos más comunes de ERC incluyen:

  • beber demasiado (polidipsia) y orinar grandes volúmenes de orina (poliuria)
  • el aumento del volumen de orina en la vejiga puede provocar o empeorar la incontinencia (pérdida de orina), especialmente por la noche
  • vómitos y / o diarrea
  • falta de apetito y pérdida de peso
  • depresión general relacionada con la elevación de productos de desecho en la sangre
  • anemia que da como resultado encías pálidas y debilidad debido a un recuento sanguíneo bajo
  • debilidad general por niveles bajos de potasio en sangre

Los signos menos comunes incluyen

  • huesos debilitados pueden resultar en fracturas óseas
  • la presión arterial alta puede provocar ceguera repentina
  • picazón en la piel debido al depósito de calcio y fósforo en la piel
  • sangrado en el estómago o el intestino o hematomas en la piel

Te hace señas mayo A ver si examina a su mascota se incluyen: deshidratación, pérdida de peso, encías pálidas y úlceras en la boca.

Los signos que se observan en las mascotas con ERC y los hallazgos en el examen no son específicos de la ERC y se pueden observar con muchas otras enfermedades, por lo que se necesitan análisis de sangre y orina para hacer un diagnóstico de ERC.

Pruebas de diagnóstico

Las anomalías que a menudo se observan en los análisis de sangre y orina de diagnóstico incluyen:

  • anemia sin signos de una respuesta del cuerpo al recuento sanguíneo bajo (anemia no regenerativa)
  • aumento de los desechos que normalmente eliminan los riñones (nitrógeno ureico en sangre [BUN] y creatinina)
  • aumento de fósforo
  • El calcio suele ser normal, pero puede estar elevado en algunas mascotas con ERC y rara vez disminuye.
  • diluir la orina
  • +/- proteína o bacterias en la orina

A veces, se producen moretones donde se extrajo la muestra de sangre, ya que las mascotas con ERC pueden tener plaquetas menos pegajosas de lo normal (las plaquetas normales previenen los moretones).

Por lo general, se puede hacer un diagnóstico de ERC con base en los signos, el examen físico y los análisis de sangre y orina, pero se pueden realizar otras pruebas para buscar una causa subyacente de la ERC y / o para "estadificar" la ERC.

Detalles sobre la puesta en escena

La gravedad de la enfermedad renal crónica (ERC) se puede estimar en función de la elevación de los productos de desecho sanguíneo y las anomalías en la orina, como la presencia de proteínas. La Sociedad Internacional de Interés Renal (IRIS) ha desarrollado un método para estimar las etapas de la ERC. Las etapas se enumeran del 1 al 4, donde una es la menos grave y cuatro es la más grave. Cuanto mayor sea el número de etapa también generalmente se corresponde con el mayor número de síntomas observados en la mascota. Se recomienda iniciar algunos tratamientos cuando la mascota tiene una determinada etapa de ERC.

Otras pruebas que se pueden realizar incluyen

  1. Determinación del tamaño del riñón mediante radiografías abdominales (rayos X) o ecografía.
    ¿Qué podría mostrar esta prueba? Los riñones de las mascotas con ERC suelen ser pequeños, lo que refleja la muerte de una gran cantidad de nefronas. Si los riñones son grandes, se deben considerar ciertas causas de la ERC, como el linfoma (cáncer) de los riñones o una enfermedad poco común llamada amiloidosis. Algunas mascotas con signos de enfermedad renal que tienen riñones grandes o de tamaño normal pueden tener insuficiencia renal aguda en lugar de ERC. El tratamiento y pronóstico de las mascotas con enfermedad renal aguda difiere del tratamiento y pronóstico de las mascotas con ERC.
  2. Biopsia de riñón
    ¿Qué podría mostrar esta prueba? No se requiere una biopsia para hacer un diagnóstico de ERC, pero los resultados de una biopsia pueden mostrar la causa de la ERC. Es más probable que una biopsia muestre información específica cuando los riñones son grandes en lugar de pequeños. Una biopsia puede ser valiosa en mascotas que desarrollan ERC a una edad temprana o que son de una raza conocida por desarrollar enfermedad renal congénita. Puede haber cambios microscópicos específicos en una biopsia de riñón de un animal con enfermedad renal congénita que pueden sugerir que los animales relacionados también están en riesgo de desarrollar ERC. El conocimiento de que la causa de la ERC es causada por una enfermedad renal congénita no cambia el tratamiento del animal afectado, pero proporciona información para los animales relacionados, por ejemplo, si debe eliminarlos de un programa de cría. Cuando se planea una biopsia, por lo general, la biopsia se recolecta mediante ultrasonido o laparoscopia para ver el riñón durante la biopsia, de modo que no se dañen otros órganos durante la biopsia.
  3. Cultivo bacteriano
    ¿Qué podría mostrar esta prueba? La infección bacteriana no es una causa común de ERC, pero las mascotas con ERC pueden desarrollar una infección bacteriana, ya que varios aspectos del sistema inmunológico de la mascota pueden ser menos funcionales cuando los riñones están fallando. Si se observan glóbulos blancos en el examen microscópico de la orina de la mascota, se debe obtener un cultivo bacteriano de la orina.
  4. Pruebas de capacidad de coagulación.
    ¿Qué podría mostrar esta prueba? Si una mascota va a someterse a una biopsia renal, se pueden realizar pruebas con anticipación para evaluar la capacidad de detener el sangrado en el sitio de la biopsia.

Tratamiento de la IRC

La gravedad de los signos de la mascota determinará qué tratamientos se necesitan. No todos los tratamientos que se presentan a continuación pueden ser necesarios o apropiados para cada mascota con un diagnóstico de ERC. Los tratamientos también pueden iniciarse gradualmente (se inician algunos tratamientos y luego, según la respuesta del paciente, se pueden agregar tratamientos adicionales más adelante). La siguiente información no sustituye la atención veterinaria.

Las mascotas con signos graves pueden ser hospitalizadas para recibir tratamiento con líquidos y medicamentos por vía intravenosa para reducir la cantidad de productos de desecho en su cuerpo. Muchas mascotas con ERC se sentirán mejor en respuesta al tratamiento con líquidos intravenosos, pero si la enfermedad renal es extremadamente grave, es posible que la mascota no responda al tratamiento.

Aquellas mascotas que todavía están comiendo y no muestran signos graves se tratan con una variedad de tratamientos, a menudo introduciendo tratamientos gradualmente a medida que se desarrollan nuevos signos. El enfoque de tratamiento a menudo se denomina "conservador" en comparación con tratamientos más agresivos, como la hospitalización para terapia de fluidos, diálisis o trasplante de riñón. Recuerde que la ERC no es una enfermedad que se pueda curar. Los tratamientos están diseñados para reducir el trabajo que deben realizar los riñones, reemplazar sustancias que pueden estar demasiado bajas (como el potasio) y reducir los desechos que se acumulan como la urea (generada por el cuerpo a partir de las proteínas) y el fósforo. La respuesta inicial a la terapia conservadora puede ser relativamente lenta, y tomar semanas o meses para ver una respuesta.

Por lo general, se recomienda la alimentación con una dieta renal. Las dietas para los riñones contienen menos proteínas en comparación con otras dietas y la proteína es de alta calidad. Es la proteína de la dieta que se convierte en productos de desecho que los riñones deben eliminar en la orina. Cuanto mayor sea la calidad de la proteína en la dieta, menos desechos se crearán para que los eliminen los riñones. La proteína de baja calidad requiere que los riñones eliminen más desechos. lo que los hace trabajar más duro. El huevo y la carne contienen proteína de mayor calidad, la proteína de grano de cereal es de menor calidad, lo que lleva a que los riñones eliminen más desechos. El cuerpo utiliza la proteína para reparar células y tejidos que se regeneran continuamente, por lo que una mascota necesita algo de proteína en su dieta. Al alimentar una dieta de proteínas de baja cantidad pero de alta calidad que contiene una cantidad adecuada de grasas y carbohidratos, el cuerpo de la mascota puede usar la proteína para reemplazar las células y tejidos y usar la grasa y los carbohidratos para obtener energía. Las dietas para los riñones también contienen una menor cantidad de fósforo. El fósforo se acumula en la sangre cuando los riñones están enfermos. Las dietas renales controlan la cantidad de otras sustancias que pueden ser demasiado altas o demasiado bajas en pacientes con ERC, como sal, potasio, magnesio y vitaminas B. Existen diferencias en las dietas renales para perros y gatos. Al hacer cambios en la dieta, a menudo es beneficioso introducir gradualmente la nueva dieta agregando cantidades crecientes de la nueva dieta mientras se reduce la cantidad de la dieta actual durante 1 a 2 semanas. Es más probable que la mascota acepte una nueva dieta cuando se introduce gradualmente y es menos estresante para los riñones adaptarse gradualmente a los cambios en la dieta.

Las dietas restringidas en proteínas son menos apetitosas que las dietas ricas en proteínas. Las mascotas con ERC que todavía están comiendo tienen más probabilidades de aceptar un cambio en la dieta a una dieta restringida en proteínas que las mascotas que están muy enfermas y rechazan la mayoría de los alimentos. Las dietas restringidas en proteínas son más caras que las dietas ricas en proteínas.

Hay muchas empresas de alimentos para mascotas que venden dietas para riñones. Se pueden administrar dietas caseras, pero es mejor trabajar con su veterinario para formular una dieta equilibrada.

Efecto de la dieta

En general, se acepta que la alimentación con dietas para la insuficiencia renal a perros y gatos con enfermedad renal mejora su calidad de vida y mayo Minimizar la progresión de la enfermedad resultando en una vida más larga. Los estudios que evalúan el efecto de los cambios en la dieta sobre la calidad y cantidad de vida suelen utilizar dietas comerciales que difieren en su composición de proteínas, fósforo, sodio y lípidos en comparación con las dietas de mantenimiento, de modo que los efectos positivos no son atribuibles a un solo componente de la dieta, sino más bien a un "efecto de la dieta".

Un estudio clínico aleatorizado, doble enmascarado, en 38 perros con enfermedad renal espontánea en estadio 3 o 4, la mitad de los cuales fueron alimentados con una dieta para insuficiencia renal y la otra mitad con una dieta de mantenimiento, publicado en JAVMA en 2002, demostró una mejor calidad y una mayor cantidad de vida en el grupo alimentado con la dieta para insuficiencia renal.

  • El intervalo medio antes del desarrollo de una crisis urémica fue el doble en el grupo alimentado con dieta renal.
  • Los perros alimentados con la dieta renal sobrevivieron al menos 13 meses más (promedio de 593 frente a 188 días)
  • Los dueños de perros alimentados con la dieta renal informaron puntuaciones de calidad de vida significativamente más altas para sus perros

Los resultados de un estudio de gatos con insuficiencia renal crónica estable de origen natural alimentados con una dieta restringida en fósforo y proteínas en comparación con gatos con ERC alimentados con una dieta de mantenimiento informaron una supervivencia media de 633 días para 29 gatos alimentados con dieta renal en comparación con 264 días para 21 gatos alimentados con una dieta regular. Los grupos no se determinaron al azar, sino que se basaron en la voluntad del gato y de los dueños de cambiar a la dieta renal.

En un estudio publicado en JAVMA en 2006, 45 gatos propiedad de clientes con ERC espontánea en estadio 2 o 3 fueron asignados aleatoriamente a una dieta de mantenimiento para adultos (23 gatos) o una dieta renal (22 gatos) y evaluados durante un máximo de 24 meses. Los hallazgos incluyeron:

  • Diferencias significativas: BUN más bajo y bicarbonato en sangre más alto en el grupo de dieta renal
  • Sin diferencias significativas
    peso corporal
    PCV
    relación proteína-creatinina en orina
    creatinina
    potasio
    calcio
    concentraciones de hormona paratiroidea.
  • El 26% de los gatos alimentados con la dieta de mantenimiento tuvieron episodios urémicos (26%), en comparación con el 0% de los gatos alimentados con la dieta renal.
  • Al final del estudio, 5 (21,7%) gatos en el grupo de dieta de mantenimiento habían muerto por causas renales y no hubo muertes relacionadas con los riñones en el grupo de dieta renal.
  • No hubo diferencias significativas en la calidad de vida percibida por los propietarios que respondieron a un cuestionario.
  • Las impresiones de los propietarios sobre la disposición de los gatos a consumir las dietas no difirieron entre los grupos.

Agua

Debido a que las mascotas con enfermedad renal no pueden conservar agua al producir orina concentrada, su ingesta de agua es muy importante para prevenir la deshidratación. Asegúrese de que siempre tengan suficiente agua fresca disponible. Si la mascota no come bien o está vomitando, es posible que no esté bebiendo lo suficiente y que se deshidrate. Se puede alentar a las mascotas a beber dándoles caldos aromatizados además de agua corriente. El caldo debe ser bajo en sodio y es mejor discutir con su veterinario otros ingredientes en el caldo para asegurarse de que no contenga sustancias que hagan que los riñones trabajen más.

Vitaminas solubles en agua como B y C se pierden en mayor cantidad cuando la mascota orina en mayor cantidad. Las dietas para los riñones contienen mayores cantidades de vitaminas solubles en agua, por lo que no es necesario administrar vitaminas adicionales a menos que se administre una dieta casera.

Potasio

La falta de apetito y el aumento de la pérdida de potasio en la orina pueden provocar un nivel bajo de potasio corporal (hipopotasemia). Los gatos con ERC tienen más probabilidades de tener niveles bajos de potasio corporal que los perros. Los gatos con niveles bajos de potasio pueden desarrollar músculos dolorosos. Tanto los gatos como los perros pueden estar débiles cuando el potasio es bajo. Las dietas de riñón de gato contienen niveles más altos de potasio, por lo que probablemente no se necesiten suplementos adicionales a menos que el gato muestre signos de dolor muscular. El gluconato o citrato de potasio se puede administrar por vía oral si se necesita un suplemento de potasio. El cloruro de potasio es acidificante y no se recomienda.

Fósforo, calcio y PTH

Las mascotas con ERC suelen tener un aumento de fósforo en sangre. En salud, el fósforo y el calcio están controlados por una hormona llamada hormona paratiroidea (PTH). La PTH trabaja con la vitamina D en el intestino, los riñones y los huesos para mantener el calcio y el fósforo normales. A medida que fallan los riñones, la cantidad de PTH en el cuerpo aumenta y la cantidad de vitamina D se reduce. La PTH elevada en sí misma puede ser responsable de algunos de los signos que muestran las mascotas con ERC. La PTH extrae calcio y fósforo de los huesos, lo que puede debilitar los huesos y provocar una fractura ósea.

Las dietas para los riñones generalmente contienen fósforo reducido y una cantidad adecuada de calcio, pero si el fósforo permanece elevado cuando la mascota está comiendo una dieta para los riñones, entonces el fósforo se puede retener en el tracto intestinal para eliminarlo en las heces. Los agentes aglutinantes de fosfato intestinal incluyen carbonato de aluminio, hidróxido de aluminio, óxido de aluminio, citrato de calcio, acetato de calcio y carbonato de calcio e hidrocloruro de sevelámero. Los agentes aglutinantes de fosfato que contienen calcio no deben usarse hasta que el fósforo en sangre sea normal para evitar que el calcio y el fósforo se combinen y precipiten en los tejidos, incluidos los riñones. Por lo general, no es necesario administrar calcio adicional, pero si una mascota tiene niveles bajos de calcio en sangre, el fósforo debe normalizarse antes de administrar calcio. Incluso cuando el fósforo en sangre se normaliza, los niveles de PTH siguen siendo más altos de lo normal. La administración de dosis bajas de vitamina D (1, 25 dihidroxicolecalciferol [calcitriol]) suprimirá la PTH y posiblemente ralentizará la tasa de progresión del deterioro renal.

Es no El 100% estuvo de acuerdo en que administrar calcitriol a su mascota retardará el deterioro de los riñones.

Acidosis

Algunas mascotas con ERC tendrán un pH sanguíneo ácido. Las dietas renales están diseñadas para contrarrestar la acidosis, pero los animales muy enfermos que están hospitalizados pueden necesitar un tratamiento adicional para corregir la acidosis.

Sodio

Los riñones enfermos son menos eficientes para regular el sodio y el sodio, a su vez, ayuda a controlar el volumen y la presión sanguínea. El exceso de sodio puede provocar retención de agua y la falta de sodio puede provocar deshidratación. Al cambiar dietas que contienen diferentes cantidades de sodio (las dietas para los riñones generalmente tienen menos sodio que las dietas regulares), realice el cambio gradualmente durante varias semanas. Tenga cuidado al darle a su mascota sobras de comida o golosinas que puedan tener un alto contenido de sodio.

Presión arterial alta (hipertensión)

Muchas mascotas con ERC tienen presión arterial alta. La presión arterial alta puede contribuir a una mayor disminución de la función renal y ocasionalmente puede provocar ceguera repentina por desprendimiento de retina. Idealmente, su veterinario debe medir la presión arterial y confirmar la hipertensión antes de administrar medicamentos para tratar la presión arterial alta, pero medir la presión arterial real en perros y gatos puede ser difícil. Si la mascota tiene una presión arterial elevada, puede deberse a la emoción de ser examinada o debido a una ERC. Cuanto más tranquilo pueda mantener a su mascota durante el examen, más fiables serán las lecturas de la presión arterial. Hay varios medicamentos que se pueden usar para controlar la presión arterial alta, incluidos enalapril, benazepril o amlodipine (y otros). Enalapril y benazepril pertenecen a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la ECA y, a veces, se usan en mascotas con ERC que tienen cantidades anormales de proteína en la orina incluso cuando la presión arterial es normal.

Anemia

Los riñones juegan un papel en la producción de una hormona llamada eritropoyetina que estimula la producción de nuevos glóbulos rojos. Los glóbulos rojos viven unos cien días, por lo que continuamente se producen nuevas células. Se produce menos eritropoyetina en las mascotas con ERC que produce anemia. El volumen de células empaquetadas (PVC) (también llamado hematocrito) es el porcentaje de glóbulos en comparación con el líquido en la sangre completa. Cuando el PCV es

25% en perros, la anemia puede contribuir a la falta de actividad y debilidad.

La anemia puede tratarse mediante transfusión de sangre o mediante la administración de eritropoyetina humana. La eritropoyetina es muy eficaz para aumentar la PCV, pero debido a que la eritropoyetina humana no es exactamente lo mismo que la eritropoyetina de perro y gato, con el tiempo, la mascota puede formar anticuerpos que hacen que el medicamento se vuelva ineficaz. Actualmente se están estudiando eritropoyetina canina y felina.

Grasas / lípidos

Ciertos tipos de grasas (ácidos grasos poliinsaturados omega 3) pueden retardar el deterioro de la función renal y suelen estar presentes en las dietas renales.

Fluidos subcutáneos

Algunos gatos y perros con enfermedad renal pueden no beber lo suficiente para evitar la deshidratación y pueden beneficiarse de la administración de líquidos subcutáneos intermitentes. Si su veterinario cree que su mascota puede beneficiarse de administrarle líquidos subcutáneos.

Falta de apetito

La acumulación de desechos en el cuerpo a menudo disminuye el apetito. Un objetivo de varios de los tratamientos anteriores es reducir la cantidad de desechos en la sangre. Si la mascota permanece sin comer a pesar de los tratamientos anteriores, puede probar diferentes marcas de dietas para la insuficiencia renal, calentando la comida o agregando ingredientes aromáticos para atraer a la mascota a comer.

Vómitos

Los niveles elevados de productos de desecho hacen que la mascota vomite. Su veterinario puede recomendar medicamentos que reduzcan las náuseas o que actúen directamente sobre los centros del cerebro para reducir la necesidad de vomitar.

Medicamentos utilizados para tratar otras enfermedades.

Debido a que los riñones son responsables de la eliminación de muchos medicamentos, asegúrese de que su veterinario esté al tanto de cualquier otro medicamento que le esté dando a su mascota, ya que estos pueden acumularse en el cuerpo a niveles tóxicos si los riñones no pueden eliminarlos.

Antibióticos

Si la orina muestra signos de infección o si un cultivo de orina produce bacterias, se pueden administrar antibióticos. Si una infección del tracto urinario afecta los riñones, el período de tratamiento es mucho más largo que el de una infección de la vejiga.

Evitar el estrés

Usted está en la mejor posición para juzgar qué es estresante para su mascota. Cuando una mascota está estresada, puede beber y comer menos de lo normal. La ingesta reducida de agua es perjudicial para los riñones enfermos. Cuando sea posible, mantenga a su mascota tranquila. Eso podría significar, por ejemplo: tener un cuidador de mascotas en casa si su mascota está estresada por el abordaje, sacar a la mascota de la casa durante una fiesta o limitar el contacto con otros animales si estas situaciones parecen ser una fuente de estrés para su mascota. Los extremos en calor o frío son tensiones. Ciertos medicamentos como la prednisona / cortisona hacen que los riñones trabajen más.

Trasplante de riñón

Se ha avanzado en el trasplante de riñón, más en gatos que en perros.

Visite http://www.felinecrf.com/transb.htm para obtener una lista de las instalaciones que actualmente ofrecen traslación.

¿Le resultó útil esta información? Por favor, considere ayudarnos a capacitar a los veterinarios del mañana haciendo una donación a la universidad.

El sitio web de Temas de salud de mascotas es un servicio gratuito proporcionado por la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Washington. Su donación ayudará a respaldar la educación y la investigación veterinarias.

Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Washington

PO Box 647010
Universidad Estatal de Washington
Pullman, WA 99164-7010

Teléfono de la universidad: (509) 335-9515
Oficina de la universidad: Bustad Hall, sala 110


Enfermedad renal felina: ¡Sí, hay esperanza!

La enfermedad renal felina es algo que todos los dueños de gatos experimentarán si su gato vive lo suficiente sin sucumbir a otra enfermedad. La mayoría de los gatos no muestran una disminución obvia de la función renal hasta que son bien entrada la adolescencia. Algunos gatitos menos afortunados tienen problemas con la función renal, incluso insuficiencia renal felina, mucho antes en la vida.

Mire el siguiente video para ver cuánto tiempo puede vivir un gato a pesar de tener problemas renales. Quedarás asombrado.

Como puede ver en el video anterior, un diagnóstico de enfermedad renal felina no tiene por qué significar un desastre. Si descubre que su gato tiene problemas de riñón, hay muchas acciones que puede tomar para extender su vida. Estos tratamientos van desde un simple cambio en la dieta o administrar medicamentos hasta aprender a administrar líquidos debajo de la piel en casa hasta el extremo real, un trasplante de riñón felino.

¡Así es como USTED puede hacer sus preguntas directamente!

Trasplantes de riñón felinos

Por supuesto, muy pocos dueños de gatos optan por que su gato pase por el proceso de recibir un nuevo riñón. Sin embargo, algunos lo hacen. Nunca olvidaré el primer trasplante de riñón felino que realizó la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania. Tenía un significado especial para mí porque su primer receptor fue uno de mis propios pacientes de mi hospital de gatos.

Había manejado la enfermedad renal del gato durante bastante tiempo antes de que lo operaran. Para él era importante estabilizarse antes del trasplante. Me alegra decir que la cirugía fue un éxito. El gatito vivió muchos años más y desarrolló otras enfermedades, como el hipertiroidismo felino y la diabetes del gato, que sus amados padres continuaron tratando y el gato vivió hasta una edad muy avanzada.

Mucho más común es el manejo médico a través de cambios en la dieta, medicación y administración de líquidos en el hogar. Es necesario realizar análisis de sangre periódicos para controlar la necesidad de ajustar las dosis y agregar o suspender los medicamentos y ajustar la fluidoterapia.

Personalmente, muchos de mis gatos desarrollaron enfermedades renales y en todos los casos vivieron varios años después del diagnóstico inicial. Puedes hacer tanto por tu propio gato como yo por el mío. No es necesario ser veterinario para atender a un paciente con enfermedad renal felina en casa.

Síntomas de la enfermedad renal felina

Si su gato desarrolla una enfermedad renal, los primeros síntomas que probablemente verá son aumento de la sed y aumento de la micción. Cada vez que observe esto en su gato, independientemente de la edad, es hora de ir al veterinario, donde su gato DEBE realizarse análisis de sangre y análisis de orina. Hay algunas enfermedades de gatos diferentes que causan un aumento de la sed y la micción, solo un análisis de la sangre de su gato le permitirá al veterinario saber qué enfermedad está causando los síntomas de su gatito.

Otros síntomas (¡pero no espere hasta que los vea!)

Si la afección es crónica, un gato con enfermedad renal puede desarrollar anemia. Esto puede llevar a

Presión arterial alta en la enfermedad renal del gato

Sin ser demasiado técnico, debo advertirle que los riñones juegan un papel muy importante en la presión arterial. Por lo tanto, muchos gatos con enfermedad renal desarrollan presión arterial alta.

Desafortunadamente, la presión arterial alta en los gatos es similar a la presión arterial alta en las personas y es un enemigo silencioso. Durante mis muchos años de práctica, he visto con demasiada frecuencia que el primer signo de presión arterial alta observado por los dueños de gatos es la ceguera en sus gatos. Esta es otra razón para asegurarse de que su gato tenga visitas regulares al veterinario, incluso si a usted le parece saludable. Si se detectan cambios tempranos en la función renal y se mide la presión arterial, se puede evitar la ceguera.

Cambios de laboratorio en la enfermedad renal del gato

Es importante tener en cuenta que la primera indicación de laboratorio de la aparición de la enfermedad renal felina será una disminución en la gravedad específica de la orina. En otras palabras, la orina de su gato será "más fina", más parecida al agua. Esto ocurre antes de que haya cambios en la sangre. A menudo, sin embargo, cuando nota los signos de aumento de la sed y la micción y lleva a su gato al veterinario, esta etapa inicial habrá progresado a una en la que hay cambios en la sangre.

Si la enfermedad renal felina no está demasiado avanzada, las únicas anomalías sanguíneas serán un aumento de la creatinina y un aumento de BUN. Si las elevaciones son leves y todas las demás pruebas son normales, es una buena noticia y es posible que solo requiera un seguimiento o un cambio en la dieta. Sin embargo, se recomiendan más diagnósticos incluso en esta etapa para buscar posibles causas subyacentes del cambio en la función renal con la esperanza de detener la causa subyacente.

Diagnósticos adicionales

Estos diagnósticos pueden incluir un análisis de orina completo que incluye un cultivo de orina, radiografías de los riñones (rayos X), ultrasonido de los riñones y medición de la presión arterial. Su veterinario también puede recomendar una biopsia con aguja de los riñones que a menudo se puede realizar sin sedación o con una sedación leve. Estas pruebas son necesarias para poder distinguir entre infecciones del riñón felino (pielonefritis), cálculos renales, cáncer de riñón, enfermedad renal poliquística felina, FIP (peritonitis infecciosa felina), amiloidosis felina (depósitos de una proteína llamada amiloide en riñones), glomerulonefritis (una enfermedad inflamatoria), hidronefrosis (causada por una obstrucción del flujo normal de orina), nefritis intersticial crónica y algunos otros trastornos genéticos raros.

La nefritis intersticial crónica es la afección que se diagnostica con más frecuencia. Los riñones son pequeños y el tejido renal normal se ha convertido en tejido cicatricial. Sin embargo, esta puede ser la más común de las enfermedades renales felinas simplemente porque todas las demás enfermedades, si no se tratan, conducen a esta condición. It is, therefore, very important to diagnose feline kidney disease as early as possible and look for underlying causes that may be treatable before the condition becomes chronic and irreversible or unmanageable.

A proper diagnosis is important, as always, so that the appropriate treatment can be prescribed. If there is inflammation, anti-inflammatories may be indicated whereas if there is infection, anti-inflammatories can be harmful and instead, antibiotics are needed. If there is cancer, removal of one kidney may be an option or chemotherapy. If hydronephrosis is occurring due to an obstruction from a stone or other problem, then it may be possible to remove or alter the obstruction. You can see how knowing what condition needs to be treated is so important for determining the treatment.

Chronic Feline Kidney Disease

If none of the above causes are found and if your cat has a diagnosis of chronic renal disease, then this is likely to be progressive and eventually can become very debilitating. HOWEVER, it can take a long time and many things can be done to prolong your time with your cat and keep your cat happy and comfortable.

Whether a low protein diet helps chronic kidney disease in cats or not has always been and still is a controversial topic in veterinary medicine. Some say it helps others say it doesn’t. My experience has been that it does. When my own cats have had declining kidneys, I have always changed their diet to one lower in protein.

There are several different prescription diets available from your veterinarian that are described as being feline kidney diets. DO NOT feed your cat one of these diets in the dry form. In fact, do not feed your cat dry food period. Dry food has very little moisture in it. Canned food has much more and every cat with kidney disease needs to consume more water. Eating dry food over the course of a cat’s lifetime may indeed be one of the causative factors in the development of chronic kidney disease in so many cats.

Some of the prescription diets also restrict the protein level far too much, as you can read more about on catinfo.org The most important dietary change you can make for your cat with feline kidney disease is to switch to an all canned food diet if you have not already done so. And, to help encourage drinking, I strongly recommend the use of a cat water fountain, especially the ones seen here, since increasing moisture intake is so critical to kidney health.

Additional Treatment for Feline Kidney Disease

Other treatments for kidney disease in cats depend on the stage of the disease and the symptoms or blood abnormalities that exist. These can include:

- Medications to alleviate ulcers and gastritis

- Medications to decrease elevated phosphorus which is a common problem in kidney disease

- Blood pressure medication

- Vitamins with iron for anemia

- Epogen, a replacement hormone that stimulates red blood cell production

FLUID THERAPY

As kidney disease progresses, fluid therapy can become very essential. During times of crisis, the fluids may need to be administered intravenously in the hospital.

On a more chronic basis, cat owners are often taught to give fluids subcutaneously at home. This is a simple procedure that most cats tolerate very well and can extend life by months to years.

Keep in mind that this procedure is not painful for your cat, is not for the purpose of extending the life of a cat that is in pain, and is not difficult to learn to do.

While the administration of SQ fluids at home can be life-saving, I encourage you to understand that this is not an extreme, life support type of treatment, which is the impression some people seem to have until they understand it fully.

READER QUESTION:

I was just told that my 13-year-old cat has early feline kidney disease. Bailey's BUN was 45. What would you recommend for this problem?

I have been feeding her Iams Prohealth Formula. I have a problem with a family member giving pounce treats and I have now asked him to stop. Will I be able to continue the Iams Prohealth or do I need to change her diet?

I have 7 kids ranging from 2 to 13 and we free feed. I want her to live healthy, but I do not have the ability to stop the free feeding due to the other cats in the house. HELP!

First, I want to point out that a BUN of 45 is barely elevated. Also, BUN can be elevated from things other than kidney failure. In addition, the most sensitive indicator of kidney function is not BUN, but creatinine. Did the vet tell you if the creatinine was elevated? Also, did they analyze her urine? The earliest sign of feline kidney disease is a decrease in the specific gravity (concentration) of the urine. That will occur before creatinine and/or BUN becomes elevated.

If these tests were not performed, they should be.

The value of feeding a low protein diet, such as Hill's prescription diet K/D, is somewhat controversial. Most vets, including myself, feel that a low protein diet is indeed beneficial. I have been treating cats with kidney disease for 20 years and my experience has been that those on a low protein diet feel better and live longer than those not eating a low protein diet.

K/D is not the only prescription low protein diet. Iams also has one as does Purina and other companies.

It is very difficult to feed one cat differently than the others when you have a multi-cat household. I have been in that situation myself as have many of my clients.

I have at times fed all my cats the low protein diet if one needed it and the others were not kittens or pregnant or nursing cats. You could also leave dry low protein food down all the time and supplement all except the kitty with feline kidney disease with regular canned food. At that same time, you can give the one with kidney disease low protein canned.

Other cat owners have gone to an all canned food diet so the kidney disease kitty can be fed low protein while the others eat regular, eliminating dry food altogether. This has the added benefit of offering more water due to the high water content of canned food. Increased water intake is beneficial to the urinary tract.

Others, including myself, have postponed any diet change when the kidney insufficiency is in such early stages. You are probably beginning to see there is no one right or wrong answer. It is still not completely known if feeding a low protein diet is helpful at all or if feeding a moderate protein diet is superior to a low protein one.

The most important consideration about diet for a cat with chronic feline kidney disease and any cat, for that matter, is to feed canned food only. Dry food is so deficient in water and is too high in carbohydrates for any cat and will be particularly damaging for a cat with kidney disease.

Discuss these issues with your vet, make sure all the tests have been run that I mentioned, provide fresh water at all times, and take your kitty for frequent rechecks. As kidney function changes over time, certain medications may be added that are very useful as well as other dietary changes or supplements and possibly fluid supplementation at home.

Best of luck with everything. Thank you for raising this very important question.

What Other Cat Lovers Have Said About Feline Kidney Disease

Click below to see questions or stories about diabetes from other cat lovers.

My cat has stopped eating food but still drinks water and a bit of milk. He also has kidney failure.
My cat is 16 and a half and in the last few weeks, he lost a lot of weight. We took him to the veterinarian. They told us that my cat's kidney had …

Addisons disease and kidney failure
QUESTIONS: My cat, Felix (8 yr old), has been diagnosed with Addison's disease and kidney failure. I would like to know what I can feed him. I've …

11+ years old female cat in crisis, pray she lives through it
QUESTION: Our cat is now hospitalized due to the following symptoms and rapid health degradation within the last 4 days:- stopped eating and drinking …

Kidney Problem In A Kitten
QUESTION My kitten is about 12 weeks old and was diagnosed with a kidney infection after we noticed him drinking a lot of water and not making it …


Kidney Disease in Cats- Your Ultimate Guide

What is Cat Kidney Disease?

Your cat’s kidneys help him or her stay healthy by managing your cat’s blood pressure, stimulating red blood cell production, removing waste from the blood, and making important hormones. Kidney disease hinders these important functions and can negatively impact your cat’s wellbeing. Cat kidney disease takes form in two distinct ways:

Acute Renal Failure

This sudden onset kidney disease can happen very suddenly to cats of all ages as a result of poisons, shock, or trauma.

Chronic Kidney Disease (CKD)

This slow progression towards kidney failure is found in middle-aged and senior cats, as their kidney function deteriorates over time.

How to Spot Kidney Disease in Cats

Kidney failure—especially CDK, which develops slowly over time—is not always immediately detectable. But paying attention to the warning signs can help you gauge your kitty’s health along the way.

Some warning signs include:

  • Frequent urination or urinating where they shouldn’t
  • Dehydration and/or excessive water drinking
  • Pérdida de peso
  • Vomit, diarrhea, or urine containing blood
  • Cloudy urine
  • Foul breath, mouth ulcers, or an unhealthy brown tongue
  • Weakness or lethargy

What Causes Kidney Disease in Cats?

The acute and chronic versions of kidney disease have drastically different causes, but both are the end result of damage to and dysfunction of the nephrons—the tiny tubes that comprise the kidney’s filtering system.

In Acute Renal Failure, the nephron damage happens very quickly due to ingestion of a poison or chemical, heart failure, bacterial infection, etc. The remaining healthy nephrons are unable to compensate for the sudden loss of function, which precipitates total kidney failure.

With Chronic Kidney Disease, on the other hand, the damage builds up slowly, until too many nephrons stop working and the kidneys lose function altogether. This is often the result of slowly developing conditions, such as an autoimmune disorder—in which a cat’s body attacks its own healthy organs— or kidney cysts—which slowly grow to destroy the tissue.

How to Prevent Kidney Disease in Cats?

There are ways to help slow or mitigate the potential onset of this condition and keep your cat as healthy as possible for all nine lives:

Proper Diet

Feed your cat moisture-rich, balanced and healthy meals.

Hidratación

Supply your cat with a constant stream of fresh drinking water.

Healthy Lifestyle

Help your cat maintain a healthy weight to avoid obesity and diabetes, which can be linked to kidney failure.

Standard Check-Ups

Bring your kitty to the vet twice a year.

Stay Vigilant

Use PrettyLitter’s smart technology to check for blood and monitor your cat’s pH balance.


Kidney Failure In Cats: Causes, Signs, Treatments & Prevention

Brittany Leitner Mar 05, 2021 в—Џ 7 min read

Whether you’re dealing with a loved one or family pet, the words “kidney failure” can sound alarming. Kidneys are vital to help flush out toxins in the body and help restore the body’s fluid balance, and it’s no different for your cat.

However, in cats, kidney failure is much more common and can have serious effects on their quality of life. California veterinarian Dr. Rachel Mar points out that chronic kidney disease can be difficult to notice in cats, but routine trips to the vet can help make a difference in catching it early. If you’re concerned about this happening to your cat, there are a few things you can do to watch out for kidney failure, tend to your cat after a diagnosis, and increase your cat’s quality of life and extend their lifespan after being diagnosed. Here’s everything you need to know about kidney failure in cats.


Ver el vídeo: Cuál es la esperanza de vida de un gato con enfermedad renal crónica? (Junio 2021).