Información

Las cuestiones éticas de la cría de peces tropicales


Theophanes es un bloguero, viajero, escritor, fotógrafo, escultor y amante de los gatos que vive en Nueva Inglaterra.

¿Es ético mantener peces tropicales en un tanque?

Mucha gente ha mantenido pescado en sus hogares durante muchos años. De hecho, a los peces de colores se les dio por primera vez el estatus de mascota alrededor del año 800 d.C. en China, su país de origen. Desde esos primeros días, la gente los ha criado en diferentes colores y variedades. Son icónicos y comunes, pero ¿qué sabemos realmente sobre ellos y sus otros parientes sospechosos?

¿Sabías que los peces dorados pueden llegar a medir más de un pie de largo, y el récord lo mantiene un pez dorado en los Países Bajos que mide un pie y siete pulgadas? ¿Y sabías que pueden vivir más de cuarenta años si se mantienen correctamente? De hecho, se suponía que el pez dorado más antiguo registrado tenía 49 años cuando finalmente falleció. ¡Eso es tan viejo como algunos loros!

Entonces, ¿por qué tenemos tantas ideas inexactas sobre ellos? En este artículo, espero hablar no solo de los peces dorados, sino también de todos los peces tropicales en el hobby, tal vez con una mención a sus primos de agua salada también. Aprenderemos de dónde vienen algunas de nuestras locas ideas y, en el proceso, con suerte, nos convertiremos en mejores propietarios de peces en el futuro.

El problema con el tamaño

Cuando era joven, siempre teníamos instalada una pecera de diez galones. No tenía nada particularmente elegante; algunos tetras de neón, un pleco y cualquier especie viva que fuera popular en ese momento. A la tienda de mascotas, así como a muchos otros en el pasatiempo, les gustaba decirle a la gente que sus peces solo crecerían en función del entorno en el que se encuentran, y la parte triste de esta afirmación es que es verdad a medias. Algunos peces tropicales tienen un crecimiento atrofiado cuando se encuentran en un ambiente pequeño. Sin embargo, esto no es natural ni saludable para los peces.

Actualmente, creemos que esto sucede porque los peces liberan hormonas del estrés que inhiben su crecimiento, pero como probablemente puedas adivinar, estar bajo un estrés constante no es bueno para nadie. Muchas de estas especies, como los peces de colores, pueden reproducirse en cautiverio, pero aún así terminas con estos pequeños animales raros y raros que mueren muy jóvenes. No recuerdo haber tenido un pez dorado en los últimos cinco años. Pensé que era su esperanza de vida natural, pero no es así.

Como dije antes, pueden vivir hasta los 40, y los plecos comunes que tanto amaba podrían llegar a medir más de dos pies de largo. Quizás es por eso que el mío siempre parecía tan gruñón, acosando a los otros peces mientras nadaban.

La triste verdad es que solo hay un pequeño puñado de peces que son apropiados para un tanque de diez galones. Algunos peces como los pez globo y los tetras de neón se mantienen muy pequeños, por lo que pueden hacerlo bien en estas circunstancias, pero muchos otros sufrirán por la falta de espacio para nadar, la falta de compañeros de escuela o ambos.

El bagre tiburón de punta plateada es común en todas las tiendas de mascotas aquí. Soy culpable de verlos nadar y sonreír, pero lo que no te dicen es que estos peces no pueden quedarse en un tanque pequeño o solos. Son un banco de peces muy activo que necesita mucho espacio para nadar (preferiblemente un tanque de 6 pies de largo o más grande) y más compañeros de bagre, particularmente a medida que crecen más de un pie de largo.

Si intentas mantenerlos en un tanque más pequeño durante demasiado tiempo, literalmente se vuelven locos, saltan del tanque, se golpean la cabeza repetidamente contra las paredes y dañan todo lo que pueden agarrar. Este no es el patrón de comportamiento de un animal feliz.

Un problema adicional es el hecho de que la mayoría de las tiendas de mascotas compran bebés para revenderlos. Cuando vea un Arowana de tres pulgadas, es posible que no se dé cuenta de que estas cosas pueden crecer más de cuatro pies de largo y comer cualquier cosa que puedan caber en sus enormes bocas. Para hacer mi punto, aquí hay un video de YouTube de un Arowana comiendo un conejito muerto de un trago. No sé de nadie más, pero la idea me parece aterradora.

Esta Arowana se come un conejo muerto de un bocado

El problema de los peces capturados en la naturaleza

Muchos comerciantes de pescado compran sus animales a granel en granjas o los capturan en la naturaleza. Los peces cultivados pueden criarse en acuarios, pero lo más probable es que se críen en grandes estanques y estanques como lochas payaso. Las lochas payaso se pueden ver en casi todas las tiendas de mascotas cuando son bebés pequeños, pero son otro pez escolar que crece mucho y, por suerte, también son bastante imposibles de criar en un acuario; de hecho, busqué pruebas de esto y no pude encontrar ninguna. Es debido a esta dificultad para la cría que es una suerte que las lochas payaso se puedan criar en las piscifactorías. Algunas otras especies no tienen tanta suerte, por lo que tenemos que depender de los especímenes capturados en la naturaleza.

Recientemente, los tiburones línea rosa han sido populares aquí. No han sido populares en el mercado de pescado durante mucho tiempo, pero hay rumores de que estos peces difíciles de criar están siendo capturados y vendidos hasta el punto de que las poblaciones silvestres pueden estar disminuyendo a un ritmo peligroso. Este puede ser un problema particular en los países asiáticos donde el comercio de pescado siempre está en auge, enviando aproximadamente 500 millones de peces al comercio ilegal de pescado cada año, además de las recompensas legales.

Algunos pescados pueden alcanzar un precio bastante alto. Por ejemplo, algunos bagres de la "serie L" (plecos elegantes para todos los que estamos fuera del circuito) pueden costar varios cientos de dólares cada uno. La gente recién está comenzando a criarlos en cautiverio y, supuestamente, hacerlo es muy difícil, por lo que la mayoría de los especímenes todavía se capturan en la naturaleza.

Tienda de mascotas Desembalaje de peces gato de la serie L (los más probablemente capturados en la naturaleza)

La importancia del hábitat y la dieta de un pez

No todo el pescado que se vende en las tiendas proviene de estanques y lagos. Algunos de ellos son de ríos donde la corriente siempre pasa junto a ellos, y otros son de arrozales como los peces betta. Algunos están acostumbrados a experimentar que sus hábitats se reducen y expanden con las estaciones lluviosas y secas. Otros provienen de los arrecifes de coral, e incluso existe un pequeño comercio de peces marinos de agua fría que viven más lejos del mar.

La razón por la que menciono esto es porque la mayoría de los peces de agua dulce reciben el mismo tratamiento; se les da un tanque con grava, un sistema de filtración y algunos adornos, pero ¿es esto lo que necesitan para ser felices? En muchos casos, diría que no.

A muchos peces les encantan las plantas, las plantas vivas, en las que se pueden esconder y masticar. A los peces de río les gusta el ejercicio adicional que se les brinda al tener bombas potentes que mueven el agua de su tanque. Muchos peces marinos se mantienen en tanques sin un arrecife de coral, ya sea porque comen corales (que son costosos en sí mismos) o porque el propósito del tanque era solo tener peces en exhibición, nada más.

Los peces grandes, en particular, tienden a ser muy inteligentes, incluso capaces de aprender trucos, por lo que proporcionarles un entorno sin estimulación puede resultarles estresante. Aún así, a otros peces les gusta cavar en la arena, mientras que otros prefieren rocas y cuevas. Incluso cosas como la temperatura y el PH pueden variar según las especies.

La comida es otra cosa en la que rara vez se piensa. Muchos de nosotros compramos hojuelas de pescado en la tienda sin pensarlo dos veces. Algunos de ellos están etiquetados específicamente para una especie u otra, pero muchos de ellos tienen ingredientes extraños como la carne de res en la lista. ¿Cuándo fue la última vez que vio a un pez dorado derribar una vaca? Todavía estoy esperando ese. Además de esto, la mayoría de las hojuelas de pescado están hechas de carne de res o de sobras de pescado molido que nadie quería para el consumo humano (ya sean cabezas y colas o pescados enteros que no son lo suficientemente grandes para la reventa).

Eso suena bien hasta que te das cuenta de que no todos los peces son depredadores. De hecho, la mayoría no lo son. La mayoría estaría más feliz comiendo plantas vivas o alguna que otra hoja vegetal. Incluso encontré este artículo sobre cómo hacer tus propias hojuelas de pescado de agua dulce. O, si tiene un acuario de agua salada, no dude en consultar Cómo hacer comida de arrecife de agua salada.

LumpSucker Soplando burbujas (¡Demostrando que los peces también pueden aprender trucos!)

Qué puede hacer para solucionar estos problemas

Lo mejor que puede hacer al considerar la instalación de un acuario es investigar los peces que desea poner en él. Esto podría incluir ir a la tienda de mascotas, anotar todas las especies que podrían interesarle y luego ir a casa y leer un poco antes de comprar alguna de ellas. Si quieres un acuario grande, ¡genial! Pero si desea un acuario más pequeño, asegúrese de que los peces que escoja tengan el tamaño adecuado para él y permanecerán así. Además, pregunte por el pescado.

Muchas personas sienten que los peces capturados en la naturaleza son más coloridos, pero otras personas tienen problemas morales y éticos con los peces capturados en la naturaleza. Su tienda de mascotas local debería poder decirle cuáles han sido criadas en un acuario, cultivadas o capturadas en la naturaleza. Sea un comprador concienzudo.

Intente recoger peces que provengan de un entorno similar y configure el tanque de la manera más natural posible. Si le gustan los peces de río o marinos, espere invertir bastante dinero en esto. Si está satisfecho con el pescado que requiere menos esfuerzo, también está bien. ¡Hay muchas opciones allá afuera! Y finalmente, considere preparar su propia comida; incluso podría ahorrarse algo de dinero.

© 2013 Theophanes Avery

Theophanes Avery (autor) desde Nueva Inglaterra el 11 de abril de 2013:

Sí ... a ese ritmo, el pobre chico tendrá una recreación de Tiburón. ¡Divertido! No me di cuenta de que también usaban agua dulce. Todo lo que sé es que comencé a silbar y mear cuando los vi sacar un globo fuera del agua y luego dejar que se inflara con AIRE. ¡No están destinados a llenarse de aire! Eso los MATA. Cualquiera con medio cerebro podría resolver esto.

Mi novio es el que tiene el tanque de agua salada. Él sabe mucho, solo observo casualmente. Pero cuando puedo señalar un error flagrante como ese, algo anda terriblemente mal. Hay otro programa como Tanked pero con gente que parece conocer realmente a sus peces. Desearía recordar cómo se llamaba ...

Eric Dockett desde EE. UU. el 11 de abril de 2013:

Theophanes: Sé a qué te refieres. Recientemente capté unos minutos del programa y mi esposa me preguntó por qué le gritaba a la televisión. Tenían lo que parecía un solo tiburón bala, un tiburón de cola roja, 2 tiburones albinos, un gato tiburón iridiscente y un montón de guppies, todo como un tanque de diez galones. porque un niño dijo que quería un "tanque de tiburones". ¡Ay!

Theophanes Avery (autor) desde Nueva Inglaterra el 11 de abril de 2013:

Travis OfEarth: Lamento escuchar eso. Siempre estoy encantado cuando conozco a un empleado de la tienda que realmente sabe lo que hace. Ojalá te comuniques con alguien ...

Theophanes Avery (autor) desde Nueva Inglaterra el 11 de abril de 2013:

EricDockett: Oh, no me hagas empezar con Tanked. Esas personas son IDIOTAS. Cada vez que veo un comercial me estremezco ... el último clip que vi hicieron un tanque debajo de una rampa de patinaje. Hola ... ¡¿A qué tipo de pez le va a gustar que su tanque sea golpeado constantemente por objetos que se mueven rápidamente ?! Parece que no saben absolutamente nada sobre ningún pez ... juntando los que no son adecuados, formando bancos de animales solitarios y arrojándolos a todos juntos sin la cuarentena adecuada. Quiero saber qué piensa la gente 3 semanas después, cuando todos sus peces estén muertos. SUSPIRO.

Melissa A Smith: ¡Por supuesto! El hecho de que algo sea común no siempre significa que se está guardando correctamente.

djseldomridge: Gracias, ¡estoy feliz de que hayas aprendido algo!

Travis OfEarth de Auburn, Georgia el 11 de abril de 2013:

Trabajo en una tienda de mascotas y los clientes enojados me gritan constantemente porque les digo que a los peces de colores cometa no les va bien en los tazones y que viven más de 20 años cuando se les cuida adecuadamente. Me asombra que este estereotipo de pez sea tan común.

Eric Dockett desde EE. UU. el 11 de abril de 2013:

Este es un Hub fantástico y debería ser una lectura obligatoria para los nuevos propietarios de acuarios. Comparto su preocupación por los abusos de la industria de los acuarios. Los programas de televisión como Tanked no ayudan cuando muestran a los supuestos expertos tomando decisiones de almacenamiento horribles. Todo lo que se puede hacer es que aquellos a los que les interese seguir explicando a cualquiera que quiera escuchar.

Melissa A Smith desde Nueva York el 11 de abril de 2013:

Este centro proporciona un buen ejemplo de cómo muchos animales domésticos comunes son más exigentes de lo que se percibe convencionalmente.

Donna Seldomridge desde Delaware el 11 de abril de 2013:

Excelente, no tenía idea ... ¡Votado!

Theophanes Avery (autor) desde Nueva Inglaterra el 11 de abril de 2013:

¡Buena suerte con eso! He visto algunos "macro acuarios" muy bien configurados, de 6 galones de tamaño, ¡pero se necesita una persona especial para saber qué funciona en ellos! Estoy pensando en tener un gran acuario en el río algún día cuando nos mudemos a un lugar más grande. Ya tenemos 120 agua salada. Es suficiente por ahora. :)

Jayme Kinsey desde Oklahoma el 11 de abril de 2013:

Muy buena información aquí. Me encanta la idea de peces de colores en pequeños cuencos de burbujas, pero no puedo soportar la idea de mantenerlos tan confinados. Por eso no tengo pescado. Si no tengo espacio para un acuario grande, entonces creo que es mejor no tener un pez. Sin embargo, estamos planeando construir un estanque de peces de colores al aire libre súper elegante en algún momento de este año. :) ¡Votando esto!


Problemas acuáticos


PIJAC está organizando a miembros y simpatizantes para luchar por la viabilidad a largo plazo de tener peces como mascotas. Necesitamos su ayuda con urgencia con estos problemas críticos:

  • Los litigios en curso contra el comercio y la presentación de proyectos de ley que paralizan la industria tanto a nivel del condado como del estado en Hawái representan serias amenazas para la supervivencia de la pesca comercial de acuarios en Hawái. Estos esfuerzos arraigados en diferencias morales y éticas a menudo descartan la ciencia, los datos y, en última instancia, la realidad de la pesquería cercana a la costa mejor administrada en el estado. No hace falta decir que los efectos del cierre del comercio de acuarios de Hawai serían devastadores.
  • La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) votó en su última conferencia de las Partes para emprender un estudio integral del comercio de ornamentales marinos. Aunque damos la bienvenida y apoyamos una recopilación de datos sólida para hacer el comercio más transparente, PIJAC y varios de nuestros socios internacionales están preocupados, y hemos expresado nuestras reservas a la Secretaría de la CITES, que parece haber un esfuerzo para realizar este estudio también. rápidamente y a un costo reducido. PIJAC es una de las pocas organizaciones relacionadas con las mascotas que representa los intereses del comercio y los aficionados a estos organismos internacionales.
  • Visite el Preguntas frecuentes del Comité de Acuáticos (FAQ)para obtener más información sobre el PIJAC y las actividades del Comité Acuático. Las preguntas frecuentes se actualizarán de forma rutinaria, por lo que es importante seguir buscando la información más actualizada.

Enlaces rápidos de Acuáticos

Tomar acción

Noticias y actualizaciones de la comunidad acuática

Nuevos perfiles documentales Comercio salvaje brasileño capturado

Project Piaba ha producido un nuevo documental sobre el comercio brasileño de acuarios silvestres que ofrece una exploración en profundidad de la pesquería de acuarios sostenible en la Amazonia. Wild Caught: Aquarium Fish Trade of the Amazon examina el viaje de recolección, transporte, exportación e importación que realizan estos peces de la región amazónica, y también analiza la conservación y otros aspectos de la pesquería de más de 60 años. Obtenga más información, vea el avance o compre la película aquí: https://vimeo.com/ondemand/wildcaughtaquariumfish/

Informe sobre peces ornamentales capturados en la naturaleza - versión de EE. UU.

El Consejo Asesor Conjunto de la Industria de Mascotas (PIJAC) y el Consejo de Liderazgo de Mascotas (PLC) desean agradecer a la Asociación de Comercio Acuático Ornamental (OATA) por proporcionar este Informe de captura salvaje para una perspectiva global sobre la industria de peces ornamentales, con la que luego nos enfocamos en nuestra historia de Estados Unidos. Aprende más.

Miembro de la Junta de PIJAC recibió el premio FTFFA "Hall of Fame"

Sandy Moore, miembro de la junta directiva de PIJAC y presidenta de Segrest Farms desde hace mucho tiempo, ha sido honrada con el premio “Salón de la Fama” otorgado por la Asociación de Granjas de Peces Tropicales de Florida (FTFFA). Aprende más.

PIJAC envía comentarios sobre la regla de la Sección 4 (d) de NMFS

El 16 de marzo de 2015, PIJAC presentó comentarios al Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS) con respecto a la Notificación anticipada de propuesta de reglamentación y solicitud de información para la emisión de regulaciones de protección bajo la Sección 4 (d) de la Ley de Especies en Peligro de Extinción para la Conservación de Corales amenazados. En resumen, no es necesario ni aconsejable adoptar una regla de la Sección 4 (d) que imponga prohibiciones de la Sección 9 a las especies de coral enumeradas. Tal regla no promovería los objetivos de conservación y probablemente sería prácticamente imposible de implementar de manera efectiva. PIJAC está listo para trabajar con NMFS para desarrollar programas de colaboración que beneficiarán a estas y otras especies acuáticas. Descargue un PDF de los comentarios enviados aquí.

NMFS busca comentarios públicos sobre la emisión de regulaciones de protección para 20 especies de corales

El 13 de enero de 2015, el Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS) publicó un Aviso Anticipado de Propuesta de Reglamentación (ANPR) en el Registro Federal solicitando comentarios del público con respecto a la posible necesidad de regulaciones de protección para 20 especies de coral que figuran como amenazadas bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción. (ESA) (80 Fed. Reg. 1616). Estas 20 especies de coral fueron enumeradas previamente por NMFS el 10 de septiembre de 2014 (79 Fed. Reg. 53,851). Quince de estos corales son especies del Indo-Pacífico, 5 son especies del Caribe. Aprende más.

Comité Acuático del PIJAC: Actividades que protegen a la comunidad acuática

Desde la petición del Centro para la Diversidad Biológica (CBD) de octubre de 2009 para enumerar 83 especies de corales como en peligro de extinción bajo la Ley de Especies en Peligro (ESA), un grupo de líderes de la industria acuática trabajó con PIJAC para identificar el impacto comercial asociado con la determinación de NOAA de incluir en la lista. estas especies y desarrollar estrategias para asegurar un resultado más favorable. Aprende más.

De Reefs.com: PIJAC - Una organización que todos deberíamos apoyar | Por Rich Ross

Hoy, el Comité Acuático del Consejo Asesor Conjunto de la Industria de Mascotas (PIJAC) envió una carta a las Sociedades de Acuarios Marinos de América del Norte (MASNA) detallando la misión y los éxitos hasta la fecha. No podría estar más feliz: finalmente una organización con un mensaje claro y un llamado a la acción que todos podemos apoyar. Aprende más.

Recursos y descargas

Mayorista Acuático BMP

La misión del mayorista / distribuidor de entregar especímenes de pescado de alta calidad a las tiendas minoristas y, en última instancia, al consumidor requiere prestar atención a una serie de factores especializados. Estos incluyen: salud y apariencia general de los animales, nutrición, manejo de enfermedades, calidad del agua de las instalaciones, consideraciones de transporte e impactos ambientales. Este documento describe las Mejores Prácticas de Manejo (BMP) básicas para asegurar la salud y supervivencia de las plantas ornamentales en
Descarga el PDF aquí.

Paquete Acuático PIJAC

Los siguientes materiales han sido preparados por PIJAC y nuestros socios en el Pet Leadership Council para ayudarlo, en primera línea, a contar nuestra historia. Esperamos que utilice estos folletos y artículos para educar a sus empleados, clientes y colegas de toda la industria. Compártalas ampliamente y dirija a los interesados ​​en más información a www.pijac.org o al nuevo sitio web patrocinado por PLC www.happyhealthyfish.pet. Sobre todo, le pedimos que nos ayude a demostrar el compromiso de la industria con el mantenimiento responsable de los acuarios al compartir esta información y continuar abogando por la industria responsable de las mascotas.
Haga clic en los enlaces a continuación para descargar documentos individuales:

Actualización: PIJAC y WESPAC envían nueva información científica a NOAA / NMFS para 66 especies de coral propuestas para su inclusión en la lista de la ESA

El PIJAC y el Consejo de Manejo de Pesquerías del Pacífico Occidental (WESPAC) presentaron nueva información científica al Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS) con respecto a las 66 especies de coral propuestas para su inclusión en la Lista de Especies en Peligro de Extinción (ESA). Las presentaciones incluyen datos de distribución y abundancia inéditos generados por el Dr. JEN "Charlie" Veron, uno de los expertos en coral más reconocidos del mundo.


Ahora es el momento de ser éticos

Destacados

Puesto de noticias de pesca
La acuicultura queda atrapada en medio de una disputa de aviación de 16 años entre la UE y EE. UU.
19 de noviembre de 2020

Puesto de noticias de pesca
Sims Tropical Fish agradece a los clientes por su apoyo continuo durante el cierre
02 noviembre 2020

Puesto de noticias de pesca
Mantener su acuario durante el bloqueo del virus COVID-19
27 de marzo de 2020

Puesto de noticias de pesca
La firma francesa de deportes acuáticos Prodibio se moviliza para higienizar a los trabajadores de la salud en la guerra contra la pandemia de COVID-19
27 de marzo de 2020

Puesto de noticias de pesca
Preparando su acuario para el aislamiento de COVID-19
18 de marzo de 2020

Publicación de características
¿Vale la pena el precio del pescado?
07 noviembre 2019

Dado el impulso y el impulso de la campaña "Manos fuera de mi afición" de OATA, me veo obligado a montar mi propio "llamado a las armas" tanto para los aficionados como para los minoristas, escribe Nathan Hill. En pocas palabras, gira en torno a esto: nunca antes había sido tan pertinente poner su dinero en su boca.

He escrito sobre las opciones entre el pescado capturado en la naturaleza y el pescado de piscifactoría en el pasado, y solo es necesario volver a explorar parte de ese territorio. Pero no puedo evitar pensar que, aunque se está convocando a personas para presentar peticiones a los parlamentarios y gritar y gritar sobre los beneficios de los peces capturados en la naturaleza o los corales sostenibles, se está poniendo mucho menos énfasis en que las personas practiquen lo que predican. Es cierto que debería estar implícito en la acción misma de hacer campaña, pero creo que una gran audiencia está perdiendo su importancia.

Si trato de decir que este comercio no tiene problemas, sería legítimamente abofeteado. Especies cosechadas en exceso (Sahyadria denisonii) o especies inadecuadas para la mayoría de los acuarios (Pangasius spp.) son ejemplos típicos de los errores cotidianos que pueden ocurrir. Me sorprendería que aún no haya pensado en su propia lista de peces que parecen absurdos en los tanques. Hay problemas legales, como el contrabando de pescado fuera de sus países de origen (Cebra Hypancistrus). Los aficionados pueden comprar ganado más allá de sus posibilidades, por impulso o por exceso de confianza, lo que lleva a la muerte. Los corales en particular parecen estar sujetos a este último punto. Están sucediendo cosas malas.

Pero estos casos no definen la industria. Más bien se compone de un tapiz de procesos buenos, malos y medios, todos girando para darnos el pasatiempo que tanto disfrutamos. Sería de gran ayuda si no fingiéramos que no se están produciendo malas prácticas. De hecho, valdría la pena aprovechar esta oportunidad para poner en orden nuestra propia casa y abordar nuestras deficiencias. De esa manera, no se pueden usar como palos para golpearnos.

Hay ejemplos de buena gestión. El más conocido de ellos, y el ejemplo del comercio acuático ético, es el Proyecto Piaba en Barcelos, Brasil. Su declaración de misión deja en claro los objetivos de Piaba: "promover la recolección sostenible de recursos acuáticos que aseguren la supervivencia tanto de las selvas tropicales amazónicas como de sus habitantes humanos".

El espíritu es simple. Compra un pez, salva un árbol. Más específicamente, compre nuestro Cardinal tetra y proteja una franja de selva tropical. Esto es interés propio hecho con un equilibrio de egoísmo y filantropía, todo en uno. Compre nuestro pescado antes que el de otra persona, dice el mantra, y podremos proporcionar ingresos a los pueblos indígenas. De esta manera, no necesitan derribar árboles para cultivar o criar ganado. Es un plan casi sofocante en su simplicidad, pero sublimemente inspirador al mismo tiempo.

Ahora no sé ustedes, pero si yo fuera un minorista que vende pescado del Proyecto Piaba, estaría gritando y gritando al respecto. Tenía carteles en mi tienda que explicaban los beneficios de mi pescado en comparación con, digamos, un equivalente de piscifactoría de Europa. Entonces, ¿dónde están las pancartas? Además, si estuviera gritando sobre lo importantes que son los proyectos de conservación como Piaba, mientras que al mismo tiempo almacena los peces de otra persona, tal vez estaría un poco cohibido. Pero tal vez sea solo yo.

Los consumidores no están siendo informados de manera confiable. Si camino a una tienda acuática con la mentalidad de un cliente típico, me resultará casi imposible diferenciar los peces silvestres de los de piscifactoría. Peor aún, ni siquiera sabré que hay alguna diferencia entre ellos. Puedo entrar, comprar ganado y salir caminando, completamente ajeno a los beneficios de la recolección gestionada de forma sostenible. En ese escenario, mi decisión de compra se basará únicamente, y no se engañe pensando que será de otra manera, en el precio.

Luego están los clientes como yo que están al tanto de las agendas. El problema al que nos enfrentamos es que todavía no sabemos quién vende pescado Piaba y quién no. La última vez que escribí un artículo sobre Cardinal tetra, mi bandeja de entrada de correo electrónico se llenó de solicitudes de conversos ansiosos, que querían saber dónde gastar sus éticas libras Piaba y ponerse del lado. Mi respuesta fue tímida en el mejor de los casos, ya que tuve que explicar que no había una base de datos actual sobre quién almacena qué. Tienes que preguntar, le expliqué, caso por caso. La retroalimentación posterior fue "decepcionante".

OATA está dejando en claro que nuestra industria se encuentra en una neblina siniestra de amenaza a largo plazo. Todos estamos animados a participar en nuestra defensa. Sin embargo, más allá de la campaña en línea de OATA, todos los minoristas y clientes pueden ser incluso más activos que el simple "clicktivismo" o escribir a los parlamentarios para expresar sus inquietudes, por esenciales que sean ambos. Como pescadores, puede votar con sus billeteras y la dirección de la industria está en sus manos tanto como los importadores, mayoristas y minoristas. Cada centavo que gasta en la tienda es un voto de sus sentimientos, y si está votando por "el pescado adecuado", le prometo que los comerciantes seguramente querrán vendérselo. Si se niega a comprar un pescado en particular por razones morales, es una tienda suicida que lo volvería a ofrecer. Nadie gana con eso.

Como siempre, el conocimiento es poder. Lamento tener que decirles esto a algunas personas, pero no puedes descargar la responsabilidad de tus propias acciones a otra persona. No hay aplazamiento moral en este pasatiempo. Si conoce la diferencia entre un pescado de origen sostenible y uno destructivo y mal recolectado, ¿no es su deber elegir el que ayude en lugar de perjudicar al medio ambiente? Bueno, eso es lo que todos podemos hacer ahora.

Si su minorista está suministrando pescado capturado en la naturaleza, entonces existe una necesidad ética igualmente importante de que comprenda algo de sus orígenes. En comparación con la relativa uniformidad de la mayoría de los peces de piscifactoría, los peces silvestres tienen el poder de dañar o sustentar a las comunidades, y el administrador de ganado de una tienda debería poder decirle algo de dónde provienen esos peces. Esto no siempre es posible, debido a la naturaleza misma de las largas cadenas de suministro, y a menudo se emplea cierto grado de confianza en los exportadores y mayoristas, pero cuando se puede rastrear información, se debe buscar con avidez.

Es posible que algunos minoristas no tengan todos los detalles de la procedencia de su pescado. Ese no es un problema inmediato, pero si yo estuviera en su posición, probablemente me esforzaría en intentar averiguar algo. Como vendedor, es posible que se esté perdiendo un truco y tenga un proveedor increíble y ecológicamente sólido que debería promocionarse como un ejemplo de éxito en la industria. O puede encontrar que una de sus fuentes captura peces a través de métodos falsos. Si supiera que tengo uno como ese, terminaría rápidamente esa línea de suministro.

Permítanme decir esto de otra manera. Aquellos que quieren que nuestra industria se derrumbe están haciendo sus deberes. Están acumulando datos (y anécdotas) para usar en nuestra contra. No seamos ingenuos, ni asumamos que nuestro enemigo es un animal despistado, basado en emociones que se basa en el alarmismo y la histeria para conseguir apoyo. No, lo que hace que nuestra oposición sea tan potencialmente peligrosa es que tienen razones y estadísticas (sesgadas o no) que pueden utilizar para apoyarlas. Pueden señalar ríos dañados, arrecifes destruidos y comunidades destrozadas, y hacernos responsables de ellos. Y tenemos que negarles esa oportunidad.

Mientras tanto, debemos estar orgullosos de nuestros éxitos y apoyar el peso de nuestro apoyo. El Proyecto Piaba es el ejemplo obvio, por las razones que mencioné anteriormente. Pero no está solo.

Es posible que menos personas hayan oído hablar de Palmera y de su iniciativa actual en el norte de Sri Lanka. Palmera está presionando para el establecimiento de un centro de procesamiento y exportación de peces ornamentales, para crear ingresos sostenibles basados ​​en especies marinas clave como la damisela. Después de la captura por parte de los pescadores, ya sea intencional o accidentalmente, el plan es entregar el pescado a un grupo local de mujeres para su clasificación y transporte. Lo que antes se descartaba como captura incidental, ahora se convierte en un medio de ingresos para los pueblos indígenas.

Luego está LINI, una organización sin fines de lucro de Indonesia que trabaja por la conservación a través de la educación, la capacitación y el empoderamiento de las comunidades costeras. Sus esfuerzos por poner fin a la recolección con el uso de cianuro son nobles, mientras que su ayuda en la rehabilitación de los arrecifes mediante la introducción de arrecifes artificiales debe recibir un gran aplauso. Soy consciente de que Maidenhead Aquatics tiene vínculos con los peces LINI, y esto vale la pena tenerlo en cuenta al buscar un proveedor ético. ¿Recuerdas que mencioné la necesidad de conocer los orígenes de un pez? Así es como se hace bien: de primera mano.

Aunque los peces más grandes pueden no ser lo tuyo, su desove en algunos casos ayuda a cambiar las cosas en América del Sur. La Zona de Comercio Internacional de Amazon (o AITZ) está ayudando a alejar las economías del cultivo ilegal de coca, centrándose en cambio en la producción de arowana plateada, Osteoglossum bicirrhosum. Comenzó en 2011 con la simple compra de un terreno y la excavación de pozos, la empresa creció en dos años para trasladar unos 20.000 peces al año. Es un doble golpe, lograr reducir la presión sobre las poblaciones silvestres y, al mismo tiempo, alejar a los lugareños del contrabando o de las prácticas nocivas para el medio ambiente. Aunque debo admitir, el hecho de que también producen cultivos Arapaima es una especie de compensación ética, tal vez.

El WorldFish Centre se ha destacado por actividades pasadas en África, ayudando a promover la recolección sostenible de agua dulce que involucra especies como Aphyosemion, Brycinus, Caecomastacembelus y Pelvicachromis, Entre otros. Los ingresos que estos proyectos tienen el poder de producir no son pequeños: una tonelada de pescado como estos tiene un valor minorista de alrededor de $ 1.8 millones (alrededor de 2005). En ese momento, solo un proyecto recibió $ 150,000 para desarrollar un modelo comercial basado en la comunidad que involucraba habilidades de acuicultura para la población local, requiriendo solo una alteración mínima de las vías fluviales naturales y generando ingresos valiosos para los equipos de pescadores / acuicultura involucrados.

No somos un oficio sin nuestros éxitos.

Para aquellos que piensan que las diferencias entre el ganado de origen ético y el ganado recolectado en masa son insignificantes, los invito a que lo piensen nuevamente, ya que las cifras no están de su lado. En algunos casos, la mortalidad de los peces marinos se ha señalado como repugnantemente alta; las estadísticas respaldadas por datos de entre el 70 y el 80% de los peces transportados que mueren no son una cifra desconocida. Compare eso con las exportaciones de organizaciones comunitarias locales, donde se han enseñado habilidades de acuicultura y cuidado, y el pescado se manipula con cuidado, y esa cifra puede caer al 5%, o potencialmente menos.

Pero debería dominarme en este punto, antes de dejarme llevar. Si bien estoy defendiendo con fuerza los peces silvestres sostenibles, de ninguna manera pretendo alejar a las personas de las alternativas de cultivo. Las especies acuícolas también tienen su lugar, como partes esenciales de este mosaico confuso y, a su vez, pueden proporcionar un respiro para los peces sobrepescados o con problemas ambientales.

Point in case may be something like the Red tailed shark. Though one was recently discovered in the wild it is farming that supplies the fish that we have in our aquaria. Although wild fisheries, when managed well, have an indispensible role for the trade, their farming counterparts have an equally important task.

What would help immeasurably would be cohesion within the industry. Both wild and farmed proponents are prone to setting up ‘straw man’ arguments against each other, only highlighting faults. Perhaps if we could focus on the positive aspects of both sides, instead of turning any discussions into a brawl of one-upmanship, we wouldn’t be so susceptible to attack in the first place. Any outsider who taps in to a heated debate between wild and farmed fish adherents is going to come away with a headful of negative connotations. We don’t need that.

Ultimately, it comes down to balance. All of us, right now, need to make choices about what we stock and how we buy, because not to do so after shouting so vociferously in defence of our hobby would be hypocritical. That applies to retailer, wholesaler, hobbyist and casual aquarist. If you’ve taken a stance, then show that you’re dedicated to it.

That in turn means we all need to research. I won’t lie, sometimes the information can be hard to track down. But it does need to be done, because anyone who is just unthinkingly buying livestock is, in their immutably small way, chiselling away at the shell of our hobby and leave us vulnerable to attack.

And I think enough of us are now making it perfectly clear that we don’t want that to happen. If making small changes is what it takes to help keep 'hands off of my hobby' then I'll happily instigate them, and so should you.


Britain's problem with pets: they're bad for the planet

A treadmill for obese dogs on display at a pet show in Birmingham. Photograph: Andrew Fox

A treadmill for obese dogs on display at a pet show in Birmingham. Photograph: Andrew Fox

H enrietta Morrison confidently plunges her spoon into a tin of slow-cooked lamb hotpot and lifts out a mouthful for inspection. She passes her nostrils over the meat chunks and accompanying sauce, smiles, then places the whole lot into her mouth. "Delicious," she remarks, as a small crowd of onlookers gathers round to watch the spectacle.

Someone eating their lunch doesn't usually elicit such attention, but, then again, most people aren't prepared to tuck into a tin of dog food for sustenance. Morrison has a point to prove, though: she is at Europe's largest pet trade show, PetIndex, at the Birmingham NEC, and her company, Lily's Kitchen, sells the most expensive pet food on the market. Her dog food, for example, retails in places such as Harrods for more than £2 a tin, with the promise that the contents are "proper food".

A quick inspection of the ingredients ("organic and certified holistic") shows why Morrison is prepared to put her pet food where her mouth is. Lamb ("60%"), rice, pearl barley, broccoli, spinach, blueberries, flaxseed, marigold petals, burdock root and alfalfa are just some of the ingredients contained within a tin of slow-cooked lamb hotpot. It really does look and sound good enough to eat – that's the whole point.

"I eat my pet food regularly to test batches," says Morrison. "My personal favourite is goose and duck feast with fruits, but chicken and turkey casserole is our bestseller."

Lily's Kitchen and its range of anthropomorphised pet "recipes" represent the somewhat rarefied summit of the UK's pet food industry, which is now said to be worth close to £2bn a year. Just like us humans, the nation's 8 million dogs and 8 million cats – as well as our collective menagerie of rabbits, horses, lizards, tropical fish et al – consume a wide variety of foodstuffs. In recent years, and despite the economic downturn, the pet food industry has witnessed a move towards "premium products", but the market is still dominated by products made with ingredients that, frankly, can send a shudder down any owner's spine. "Hydrolysed feather meal", "derivatives of vegetable origin", "ash" and "animal derivatives" are just some of the delights routinely found in pet food.

The industry has been the recipient of both jibes and brickbats about the true origin of its ingredients for decades. Horse meat, whale, kangaroo – before strict legislation tightened up the rules following the BSE scandal, we were used to hearing all sorts of hypotheses and rumours. But now it faces a new source of criticism: just what is the environmental impact of feeding the huge quantity of "companion" animals around the world? A new book with the somewhat provocative title of Time to Eat the Dog? The Real Guide to Sustainable Living has triggered a highly charged debate about the environmental efficacy of our pet-owning habits. If we are to examine the environmental impacts of all our lifestyle choices, the book argues, then we must also include pets in the discussion, no matter how unsettling the answers. The various environmental impacts attributed to the human food chain are well documented, so isn't it right, for example, that we should now be questioning whether it is sensible to be feeding slow-cooked lamb hotpot to our dogs, too?

The New Scientist, in a recent editorial entitled "Cute, fluffy and horribly greedy", largely agreed with the book's findings that some pets, due to the food they eat, have a surprisingly high "ecological footprint" (a way of quantifying human demand on the planet's ecosystems using a measure called "global hectares"). "According to the authors . . . it takes 0.84 hectares [2.07 acres] of land to keep a medium-sized dog fed. In contrast, running a 4.6-litre Toyota Land Cruiser, including the energy required to construct the thing and drive it 10,000km a year, requires 0.41 hectares. Dogs are not the only environmental sinners. The eco-footprint of a cat equates to that of a Volkswagen Golf. If that's troubling, there is an even more shocking comparison. In 2004, the average citizen of Vietnam had an ecological footprint of 0.76 hectares. For an Ethiopian, it was just 0.67 hectares. In a world where scarce resources are already hogged by the rich, can we really justify keeping pets that take more than some people?"

Speaking from his university office in Christchurch, New Zealand, Robert Vale, who co-wrote the book with his partner Brenda Vale, admits that he has received a "few unpleasant emails" from irate pet owners since the New Scientist article was published, but insists that he still stands by his central point. "We need to know what we're doing when it comes to the environment," he says. "We can't go blind into this debate. Nothing should be off limits no matter how uncomfortable it is to discuss it. Human population growth is a huge issue, too. We have to recognise that we live in a world of finite resources."

Vale says he was "genuinely surprised" when calculating quite how large the environmental impact was of some of our most popular pet species. "Of all the areas we researched for the book, the subject of pets was by far the biggest surprise for us. But all we are arguing in the book is that we should be making sensible, informed choices. For example, it's not really going to be that much of a problem if you have a big dog but also take the bus everywhere, never fly and live in a small home. It's when everyone starts to have a big car, big house, big family and a big dog that the problems start."

Vale does not – as some of his critics seem to assume – advocate a mass cull of the world's pets. But some of his proposed solutions are still likely to shock some pet owners. For example, the book suggests catching vermin such as rats and processing them into a "natural" cat food. Equally, the book proposes a return to the days when families would – hence the book's title – have edible pets. For example, a pair of rabbits would be kept as pets and their offspring would be eaten. It's hard to see that one gaining much traction.

When feeding a pet, however, the advice is to "think feathers and long ears, not horns and fins". In other words, favour pet foods made from chicken and rabbit meat and avoid those containing red meat and fish which, by comparison, have a much higher environmental impact. Last and, perhaps, most obvious: the smaller the pet, the better.

Back among the avenues of stalls at the PetIndex show, vendors jostle for attention with their impressive and sometimes baffling range of pet foods and accessories. One woman proudly tells me why her pet food containing yucca extract makes "her dog's poo stink less".

Another tells me why, when you use her hair-grooming tool, you must aim to "never expose a dog's testicles". Two saleswomen from Shanghai try to explain to me the fashion vagaries of doggie handbags (let's be clear: that's handbags to carry around your dog, rather than handbags made from dogs). I also spot car seats for dogs, a "pet fountain" that allows your cat to drink from a constantly flowing source of water, and a "memory foam" mattress for "senior" pooches with bad backs. I even come across a treadmill for obese dogs – the "Fit Fur Life" with its attendant price tag of £1,865.

Amid this paradise of pet paraphernalia, I meet Ben Helm, the sales and marketing director of Golden Acres, the UK's largest manufacturer of own-brand pet foods. The company owns Lancashire's largest arable farm and its on-site factory produces 70,000 tonnes of pet food a year, exporting to 37 countries around the world. By most measures, it's a huge operation, but it's a doggie biscuit in scale compared with the four leading pet-food manufacturers – P&G, Nestlé, Mars and Colgate-Palmolive – which, between them, are thought to account for more than 80% of the world's pet-food market.

"Some people now spend more on feeding their pets than they do feeding their children," says Helm, with a hint of awe. "It's a huge industry. Our bestselling 'kibble' [dried composite biscuit] is lamb and rice. Until about a year ago, we were importing three shipping containers of lamb meal [the labelling term for dry rendered lamb derivative] from New Zealand every week to make our kibbles, but now we try to source more of it locally as people are worried about food miles." As for the rice, he says: "The pet-food industry is now probably the biggest single importer of rice in the country." (I later check this factoid with the Pet Food Manufacturers' Association. It says: "So far as we can tell, our industry uses 50,000-150,000 tonnes of mostly 'broken rice' [a byproduct of the milling process] a year. This compares with rice imports for human consumption of around 450,000 tonnes in the UK.")

Helm picks up a handful of salmon kibbles for cats and rolls one around in his fingers. "Cat food actually requires more processing than dog food because it makes it easier to digest. We also add high-quality fats to the surface of cat kibbles to aid palatability. They say that you can't fool a cat as they will detect bad fats. We source our chicken fat from the UK."

Helm says that pet-food trends follow human food trends by about a year. He says that "no carb" pet food is currently the "big thing" largely because pet obesity – it is now estimated that between a quarter and half of the cats and dogs in the UK are obese – has become such a big talking point for the industry. Hypo-allergenic ranges are also popular, with many pet owners reporting that their pets are displaying signs of intolerance to the wheat found in many pet foods. It is one of the reasons why many owners are scaling up to the premium ranges offered by the likes of Lily's Kitchen.

When viewing the sheer scale of the pet-food industry from on high, it can be tempting to agree with Vale's conclusion that we must urgently consider the associated environmental impacts of owning a pet. But the industry, as you might expect, puts up a spirited defence, arguing instead that the pet-food industry is actually a highly efficient processor of what would otherwise largely be waste material from the human food chain.

"Far from being unsustainable, pet-food manufacturing uses material from animals which are inspected by vets as fit for human consumption but which are surplus to the requirements of the human food industry," says Michael Bellingham, the chief executive of the Pet Food Manufacturers' Association. "These byproducts must meet the very high safety and quality criteria laid down in European legislation. Without us adding value annually to around 630,000 tonnes of animal byproducts in the UK, it might otherwise have to be disposed of via landfill or incineration. Not very green. Furthermore, a recent report by the Waste and Resources Action Programme [more commonly known as Wrap] is rightly damning of the enormous amounts of food – around 30% – that goes to waste each year. Compare that with the 1% of pet food they found went to disposal."

Bellingham says that the "vast majority" of meat used in pet foods is byproduct from the human food chain, as opposed to "human-grade ingredients" or meat specifically reared for the purpose. The situation with fish, he says, is similar: "The vast majority of the fish ingredients used by industry are the surplus from fish filleting plants, or fishmeal produced from such surpluses. Some 'super premium' products may use human-grade ingredients but, for the very small amount of fish used and the tiny market share, this will have a negligible impact on fish stocks."

But Bellingham also argues that the benefits of pets need to be viewed more holistically, rather than just through the prism of their "carbon pawprint". "Our environment, far from being threatened by pets, is greatly enriched by the part they play in our lives," he says. "Pets in the home instil responsibility, encourage social as well as environmental awareness and have positive health benefits on children. Furthermore, children from households with pets are found to have stronger immune systems and take fewer days off school. People with pets make fewer visits to the doctor – 21% less for elderly people. What large polluting car improves your health and gets you out for a walk every day?"

Archaeology has shown that we have been living with companion animals for at least 12,000 years. For example, in what is now northern Israel, a dig at the remains of the Natufian settlement called Ain Mallaha revealed the grave of an elderly man who is tenderly cradling a puppy in his arms.

That we greatly benefit from the presence of pets isn't really disputed. But in order to reduce their impact on the environment, should there possibly be a limit to the number of pets we have? Because, of course, it's not just the food they eat that's the problem. Some conservationists, for example, have long been saying that the population of domesticated cats is having a detrimental impact on native fauna. As obligate carnivores, cats are, by instinct, opportunistic predators. A 2005 study in Bristol, for example, showed that 131 cats returned home 358 animals – birds, small mammals and amphibians – over the course of a year. It didn't record the prey the cats failed to return home.

Professor Stephen Harris, based at the school of biological sciences at the University of Bristol, was one of the study's authors and he believes that the impact of some pets on local ecology needs to be debated much more widely.

"Compulsory neutering of cats is not really practical," he says. "But people really should weigh up the environmental cost of owning a pet. We each need to ask ourselves if we really need a pet? In the US, animal welfare groups strongly recommend that cats are kept indoors. And in Australia, some states are now discussing making it compulsory to neuter cats, as well as introducing 'feline-free' zones where, if found, cats can be trapped and humanely destroyed by the local authority. But here the British attitude to cats is that they should be left to roam as this is natural." (In an earlier study that Harris co-authored, it was calculated that the UK's 7.7 million cats kill around 188 million wild animals a year.)

But Harris says dogs aren't exactly guilt-free, given that an estimated 250,000 tonnes of dog faeces are deposited on our streets and in our parks each year: "It is calculated that 100 tonnes of dog shit is left on Richmond Park in London each year alone. This has a huge impact on the local ecology. If you see aerial photographs of the area, you can see how yellow the grass is around the car park where all the dogs rush out of the owners' cars to urinate. Pets such as dogs and cats can have lots of these little impacts, which really do add up. Ecologically, pets are very demanding and this is a lifestyle choice that is difficult to justify for most people." (In their book, the Vales make the observation that, in San Francisco, city officials say that dog faeces now account for 4% of the municipal waste sent to landfill each year – the same level as used nappies.)

Marina Pacheco, chief executive of the Mammal Society – who owns a cat herself – says education, rather than legislation, is the answer: "We are aware of the huge impact cats have on small mammals. Yes, we probably have too many cats in the UK, but it's too hard to work out the optimum carrying capacity. We have to be pragmatic about the fact that millions of people do own cats. There are things cat owners can do, though. Keeping cats in during dusk and dawn, which is their natural hunting time, is a good idea, as are collar bells. Not owning too many cats is also sensible. One or two is enough and get them neutered, too. It must become socially unacceptable to be an irresponsible pet owner."

Anyone who owns a pet will keenly testify how much joy and companionship they can bring. But they will also acknowledge just how much time, effort and money they can require, too: a tortoise needs its heat and lighting a horse needs shoeing and a regular supply of straw an iguana needs its supply of insects a chicken needs grit and corn a dog needs its delousing powder a cat needs a scratch tower. And then there's the insurance, the vet's fees and the annual cost of food and bedding. It's little wonder that some pets are described as being as big a commitment as having a child in the home. So it shouldn't really come as a surprise that some are now viewing pets as having a similar environmental impact to that of a small person. After all, in many owners' eyes, their pets are very much part of the family.

Back at PetIndex, Morrison is handing out samples of her luxury pet food to passersby. "No, we don't use any animal meal in our pet foods," she says proudly to one interested woman. "It's the devil's work. They strip everything that's good off a chicken, even the fat, then they grind it into a powder for pet food. People are fixated on price – most pet food is cheaper than a tin of baked beans. But more and more people are coming round to the view, just as they are doing with their own diet, that quality counts. We've only been going since last November and we've already turned over half a million pounds. We have to start asking more questions about the food we feed our pets."

For altogether different reasons, Morrison is right.


The Beginners Guide to Keeping Fish

Are you thinking of dipping your toes into the water and start keeping fish as pets? They may not cuddle up to you on the sofa or accompany you on walks, but fish are truly fascinating creatures.

Fish are more interactive than you might first think. They are entertaining to watch as they navigate their way around a tank, weaving in and out of rocks and plants. They will also rush to greet you at feeding time, coming to the surface for the tasty treats that you drop in.

If you are looking for a pet to satisfy a child’s request, then fish are the perfect solution. They are not only easy to keep, but will teach children about being responsible for an animal’s life. From remembering to feed them to cleaning the tank, they will learn the importance of caring for something in order to keep it alive. It may also be an opportunity to ease your child into the subject of death and loss, when the inevitable happens and they discover a fish floating on the surface.

So what do you need to think about ahead of getting your first fish?

  • The bigger the tank or aquarium the better. Most fish may be small in size, but they still need plenty of room to swim, especially if you have decided to get more than one. If you’re starting with a single goldfish, a Pet Express Cold Water Fish Bowl Goldfish Starter Kit will provide everything you need.
  • Think about where you place your tank . Keep it out of direct sunlight, away from windows and heating. The last thing you want is for the water in the tank to heat up out of your control.
  • Invest in a decent filter. This will keep the water in the tank cleaner for longer, removing any debris, pollutants and waste.
  • Add an air pump. This will keep the water in the tank oxygenated and will keep the water moving which is great for your fish. Pumps come in different sizes depending on the amount of litres your tank can hold, such as the Marina 100 Air Pump for Aquariums which is suited for up to 150 litres capacity.
  • Fish may need heat and light . Depending on the breed of fish, heating could be crucial. If your fish are tropical there will be certain temperatures that you to need to ensure the water is kept to. Goldfish and cold water fish are an exception and will require no heat. Lighting will help any plant life in the tank to grow and will also show off the colours of your fish for you to enjoy.
  • Add some gravel to the tank. Some bacteria is beneficial to fish and gravel gives it somewhere to live. It will also help to break down any waste that your fish creates, as well as adding an attractive look to their surroundings.
  • Include some plants and greenery . Using different varieties of plant life will give your fish somewhere to hide and play, helping them to feel safe. Real plants will help to maintain the nutrients in the tank, but artificial plants will work just as well for giving your fish somewhere to hide. The Classic Rocky Outcrops White Stone with Cactus is a great mix of tank ornaments and plants to keep your fish happy!

Fish are a fantastic choice of pet for so many reasons. They are space-saving, in that they have a fixed area of the room and you know where they are at all times! They don’t require walking and they are cheaper to look after than other pets, without the big food costs and vet bills. Fish are fairly low maintenance, although you must allocate time to keep the tank and water in good condition. If the water looks cloudy or smells, take action and deal with it, rather than wait for your fish to get ill. They are a quiet species, making no noise, ever! Fish are also known as a stress reliever, with research showing that the relaxing act of watching them swim silently and without conflict will lower blood pressure.

Ultimately, fish are beautiful breeds that come in all shapes, sizes and colours, making them wonderful to watch. As you get to know your fish, you may discover that they have their own personality, which will help them to become a member of the family!


Ver el vídeo: Francisellosis en el cultivo de tilapia (Julio 2021).